Skip to main content
28°C

Breadcrumb

Home DESCUBRIR Visitar

Visitar

Efervescente, Casablanca, tal un corazón, se contrae y se relaja, constitúyanlo esferas como bolas activas. Su cúpula, recuerdo de la exposición franco-marroquí de 1915, sus domos, su Morocco Mall imitan el formato circular del sol. El "globo terrestre" bola de energía del centro de la ciudad, cruce de las principales vías, refleja la potencia del ardor de la ciudad. Casablanca la ambiciosa también se nota con su orientación la verticalidad, dirigiendo sus joyas arquitectónicas hacia el cielo con dinamismo y vitalidad. Curvas y arcos dan la ilusión de una abertura hacia el infinito. Las misteriosas bóvedas conservan celosamente la memoria. Piedra tallada y estuco reflejan una cierta serenidad, como para suavizar el   de una aglomeración en perpetuo movimiento. Por último, con unas estupendas facetas marcadas por un toque  árabe-andaluz, Casablanca es también el florón del Arte Decorativo. Un rico patrimonio que celebra la estética y se prospera en la diversidad de las formas de expresión y de la belleza.

 

 

La Mezquita Hassan II / Paseo Marítimo

Lire Plus +

La Mezquita Hassan II / Paseo Marítimo

El Habous

Lire Plus +

El Habous

La Mahkama del Pasha

Lire Plus +

La Mahkama del Pasha

Plaza de las Naciones Unidas / barrio Arte Decorativo

Lire Plus +

Plaza de las Naciones Unidas / barrio Arte Decorativo

La Wilaya / Plaza Mohamed V o Plaza de las palomas

Lire Plus +

La Wilaya / Plaza Mohamed V o Plaza de las palomas

La Costa

Lire Plus +

La Costa

La antigua medina de Casablanca

Lire Plus +

La antigua medina de Casablanca

El bosque recreativo de Bouskoura

Lire Plus +

El bosque recreativo de Bouskoura

El mercado central (comer o comprar productos frescos)

Lire Plus +

El mercado central (comer o comprar productos frescos)

El Faro Del Hank

Lire Plus +

El Faro Del Hank

La ciudad portuguesa del Jadida

Lire Plus +

La ciudad portuguesa del Jadida

Le parc de la ligue arabe El parque de la Liga Árabe

Lire Plus +

Le parc de la ligue arabe El parque de la Liga Árabe

El parque ISESCO

Lire Plus +

El parque ISESCO

La Mezquita Hassan II / Paseo Marítimo

La Gran Mezquita es un monumento típico. Ineludible durante cualquier visita a Casablanca, es un monumento con total majestuosidad que impresiona con su minarete culminante a 200 m por encima del suelo y su enorme plaza que puede abarcar hasta 80 000 personas. Fuera de las horas de oración, los casablanqueses les gusta pasear en este espacio donde la vista se pierde en el cielo azul o en el movimiento de las olas para meditar o para rozar un momento de quietud. Si le da la gana, puede ir al descubrimiento del interior de la mezquita, a la vez lugar de oración y muestra de la hazaña arquitectónica cuya decoración revela el talento e inspiración del los artesanos marroquíes.
- La mezquita está abierta para los no musulmanes que deben ir acompañados por un guía de la misma.
- Precio de la entrada: 120 dírhams por persona. Precio especial para los estudiantes: 50 dírhams (previa presentación de la tarjeta de estudiante).
- Horario de visita: 9H, 10H, 11H y 14H todos los días excepto los viernes.

El Habous

Con sus estrechas calles, sus pequeñas plazas, sus fuentes, sus arcadas y sus puertas de piedra, su mezquita, sus Hammam, sus kissariates (tiendas tradicionales) y su estilo arquitectónico, el barrio de Habous obedece a los códigos auténticos de una medina antigua. Una buena parte de los casablanqueses desconoce que este barrio, diseñado para absorber el popular éxodo rural antes de cautivar a los ricos comerciantes de Fez y a algunos  funcionarios, fue construido a principios del siglo XX. Sito justo detrás del Palacio Real de Casablanca, alberga hoy en día la sede de la Región. De paseo en la plaza, y entre dos recuerdos, le encantará la vitalidad de la artesanía marroquí.

La Mahkama del Pasha

Con una delicadeza particular en pleno corazón del barrio de Habous, la Mahkama del Pasha es una verdadera atracción. Síntesis de las artes tradicionales de Marruecos, este edificio que alberga hoy en día la sede de la Región Casablanca-Settat fue obra maestra del arquitecto Auguste Cadet. Con un gran espacio y dos patios como si fuera un ryad, traduce principalmente una obra maestra de la estética tradicional marroquí. Unos capiteles de piedra enormes de escultura refinada resuenan con fuerza en las paredes, embaldosado y techos, una multitud  de elementos decorativos marroquíes tales como azulejos, zouak y yeso. Las manos expertas de los mejores maâlems del Reino manejaron puertas, aldabas, techos de madera de cedro del Atlas Medio y de Kenitra, mármol gris y blanco de la región de Rabat refinado en Safi. Abalizados con galerías, los patios abrigan una fuente de piedra particular y un jardín. Para más información

Plaza de las Naciones Unidas / barrio Arte Decorativo

Esta plaza sita en pleno centro de la ciudad, es la más emblemática en Casablanca en cuanto al Arte Decorativo. A tiro de pájaro de la estación de trenes de Casa Port, la plaza de las Naciones Unidas da cara a la antigua Medina, al mismo tiempo zoco y barrio popular, y  al hotel más lujoso de la metrópoli. Renovada a principios de los años 2010, la zona vive una resurrección con la llegada del tranvía y la rehabilitación de la avenida Mohamed V, cerrada al tráfico desde mucho tiempo. Al anochecer la plaza se anima, es un encuentro de mezcla social entre los fast foods estadounidenses vecindarios al Café de France, en la planta baja de un edificio construido a mediados de los años 1920, cuyos huecos de ventanas y parteluces de piedra ocre comprueban la riqueza arquitectónica de la ciudad blanca. Se dice que en  este lugar auténtico y lleno de historias, en otros tiempos apreciado por muchas personalidades, como el actor marroquí Kamal Kadimi, yace bajo sus arcos una parte del alma de la ciudad. Un lugar particular para ponerse en contacto con unos Casablanquese de todos los horizontes.

La Wilaya / Plaza Mohamed V o Plaza de las palomas

De mucha frecuencia, tanto de día como de noche, la Plaza Mohamed V o Plaza de las palomas y su  fuente siguen siendo el lugar de encuentro de los turistas y uno de los spot más tomados en fotos de la capital. Perfectamente situada en la avenida Hassan II, se linde con la Wilaya, Bank Al Maghrib (banco central de Marruecos), el juzgado, el Centro Regional de Inversiones y el Consulado de Francia.  A partir de ahí, se llega rápidamente a pie al Parque de la Liga Árabe y la antigua iglesia de Sacré-Cœur (Corazón Sagrado) convertida en un espacio cultural. Para muchos es el lugar más representativo de Casablanca inmortal, que nunca cambia. De hecho, aparte de la estatua del Mariscal Lyautey nada parece alterar la autenticidad de esta plaza que conserva desde un siglo el mismo encanto.

La Costa

Irónicamente tranquila de día y agitada de noche, la costa es un encuentro ineludible  para aquellos que descubren Casablanca. Lugar propicio para pasear así como para entretenerse, en la costa se le ofrece todo para pasar un buen momento: varios kilómetros de cafés, restaurantes, gimnasios, cines y centros comerciales. La costa de Casablanca empieza desde el barrio popular de la antigua Medina, a tiro de pájaros de la estación del tren y del puerto. Su paseo de varios kilómetros le lleva en línea directa a la Sqala, la marina, la mezquita Hassan II, cerca del faro del Hank, al centro comercial Anfaplace Shopping Center, al cine Mégarama y luego a un magnífico espacio peatones que encanta a los atletas y a las familias y que se extiende hasta el centro comercial de Morocco Mall.
Durante su estancia, aproveche del aire fresco mientras pasea o incluso una carrera por la mañana, bajo el ritmo del rumor de las olas, el océano sin límite. Al anochecer, baile y danza al ritmo de la música del mundo.

La antigua medina de Casablanca

La medina es a la vez un aglomerado de barrios y un conjunto de bazares y zocos, a los cuales se puede acceder, en particular, pasando por "Bab Marrakech", unas murallas de la antigua ciudad amuralladas se vislumbran. Sita en el centro de la ciudad, a 5 minutos a pie de la estación y del puerto, la antigua medina es la fuente histórica a partir de la cual la ciudad de Casablanca se desarrolló. Es lo imprescindible para un paseo para encontrarse con los  Casablanqueses, para llevarse un recuerdo y para comprar ropa moderna o tradicional, chilabas o cuero.
- La visita a la antigua medina más vale por el día que por la tarde.
- Hay dos medinas en Casablanca: una, la antigua, que no hay que confundir con el barrio de Habous, nueva medina construida por los franceses a principios del siglo XX. Hay que tener en cuanta que la antigua medina se encuentra al norte de la ciudad y la nueva al sureste.

El bosque recreativo de Bouskoura

Ubicado en las afueras de la ciudad, en la carretera que lleva al aeropuerto, con unos 3000 hectáreas, el bosque de Bouskoura se distingue por su gigante  eucalipto, visible desde el cielo. Refugio para las familias, deportistas, amantes de la naturaleza y de los apasionantes del paisaje, garantiza un espacio para muchas actividades al campo raso. El medio ambiente ideal para los picnics, el senderismo, el ciclismo y otras actividades al aire libre. Quizás durante una incursión en el bosque podrá tropezar con un jabalí... Unas importantes maniobras de acondicionamiento han sido realizadas para permitir a este espacio particular en Casablanca desarrollarse a nivel de los 4 ejes: un bosque activo dedicada a la evasión deportiva, creando una casa de deportes, un circuito destinado a la caminata y al ciclismo, una cabaña de recepción y de restauración,  un bosque laboratorio para sensibilizar al público al ecosistema, con una casa agrícola, una casa de ecología y unos ecosistemas con una jaula y un jardín ecológico; un  bosque al aire dando a conocer la fauna y la botánica, con una cabaña, unos caminos sensoriales y un claro lúdico; un bosque centralizado sobre el biorritmo forestal,  con un parque de aventuras y una casa del gran bosque.

El mercado central (comer o comprar productos frescos)

Conocido por su fritura de pescado recién sacada en su día del mar de  Casablanca, el Mercado Central da cara al mítico hotel Lincoln, en la otra cera  de la Avenida Mohamed V. Construido en 1919 según los planes elaborados por el arquitecto francés Pierre Bousquet, este mercado revela también una parte de la identidad arquitectónica de Casablanca.

El Faro Del Hank

Sito en la punta del Hank, el faro de Casablanca ilumina el camino de los navegadores desde casi un siglo. Fuera de este papel secular, el edificio es un lugar supremo de la memoria de Casablanca. Tres haces luminosos seguidos de 7 segundos de oscuridad. Es el ritmo del faro del Hank; una señal que les permite a los barcos localizar la costa, es una frecuencia adecuada  que les permite distinguirlo. Los habitantes de Casablanca lo reconocen particularmente por sus rayos que iluminan, de un movimiento vivo, el cielo oscuro. Si tiene ganas de escalar las 256 escaleras que llevan a su cúspide, el faro le garantizará una vista panorámica sobre la ciudad blanca. Para más información

La ciudad portuguesa del Jadida

Desplomando la costa Doukkali, la ciudad portuguesa del Jadida esconde en sus entrañas una ciudad con diversas influencias y siempre renovadas. A lo largo de sus curvas, la costa regional revela sus recuerdos históricos. Detrás de sus altas murallas hay un renacimiento, la ciudad portuguesa del Jadida es un tesoro arquitectónico de influencia lusito-española reconocida como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO el 30 de junio de 2004. Para más información.

Le parc de la ligue arabe El parque de la Liga Árabe

Casi difícil pasar por alto sus enormes árboles y su abundante vegetación que garantizan un verdadero soplo de aire fresco a Casablanca. Un paraíso para los  deportistas en la mañana y el fin de semana, es el lugar oportuno para tomar un respiro en el centro histórico de la ciudad, a 10 minutos a pie de la medina y de la Plaza de las Naciones Unidas. La ciudad ha iniciado grandes obras de acondicionamiento para cambiar el aspecto del parque y los Casablanqueses  serán sorprendidos de esta nueva maravilla y frescura en la primavera del 2017. Además de la rehabilitación de forma idéntica, con los mismos materiales, de dos fuentes históricas, el parque se dotará de un gran charco de agua, de una acequia, de cascadas y de Chorro de agua, una especies de árboles y de plantas aún resistentes en el siglo pasado y hoy en día desaparecidos, de pasillos, de gradas y de una iluminación pública optimizada y de mobiliario urbano. Una transición estética auténtica entre el Arte Decorativo y la ciudad moderna, es un excelente punto de arranque para empezar a descubrir Casablanca. Para más información

El parque ISESCO

Un paraíso para los visitantes de Habous y del vecindario de Mers Sultan, este parque, anteriormente conocido por el nombre de Jardín Murdoch fue creado en 1907 en honor al comerciante británico de quién tomo su nombre. Minuciosamente cuidado por sus jardineros, es un oasis próspero y un lugar de comunión ideal entre el ciudadano y la naturaleza. Su encanto está en su diversidad sorprendente, entre la gigantesca estatura de sus palmeras, que  abalizan de ambos lados su alameda central conmemorando el Parque de la Liga Árabe, y una variedades de plantas más discretas. Durante el Ramadán o durante el verano, el parque está llenísimo, cautivando más familias con cochecitos,  niños pequeños que vienen para disfrutar del área de juego acondicionado y los deportivos de toda edad confundida en busca del buen aspecto o del rendimiento. Para más información